Fibromialgia y kratom

Fibromialgia y kratom

Un vistazo rápido sobre la fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad crónica que se caracteriza sobre todo por dolores generalizados por todo el cuerpo y fatiga. Se estima que entre el 2 al 6% de la población mundial sufra de esta molestia que causa graves e incapacitantes dolores en los músculos y en el tejido fibroso. Es una enfermedad de difícil diagnóstico y definición, pues se trata de una alteración individual anómala en la percepción del dolor, de manera que se amplifica la sensación de dolor en estímulos que para otras personas podrían no resultar tan dolorosos.

Las causas de la fibromialgia, pese a muchos estudios, son difíciles de definir. Sin embargo, algunos rasgos generales llevan a concluir hasta el momento que su aparición suele darse especialmente tras eventos traumáticos, existencia de lesiones permanentes y/o la existencia de determinadas enfermedades. También se tiene considerado que pueden existir factores genéticos responsables por la causa. Curiosamente, la fibromialgia presenta mayor incidencia entre las mujeres.

Los principales síntomas de la fibromialgia son el dolor y la rigidez generalizados en el cuerpo, fatiga y cansancio. A ellos se añaden otros que afectan las funciones neurológicas y el desarrollo de depresión y ansiedad. Debido a que la enfermedad se caracteriza por un conjunto amplio de síntomas, a menudo es diagnosticada tras uno haberse consultado con diversos profesiones de la salud, pues no existen estudios específicos para su detección.

El tratamiento de la fibromialgia hasta el momento es paliativo. En otras palabras, no se sabe exactamente como combatir sus causas y, por lo tanto, la acción médica se enfoca en tratar sus síntomas, especialmente con analgésicos potentes, antidepresivos y relajantes musculares. El cambio de estilo de vida también es parte importante de la amenización de los síntomas, como la mejoría del patrón de sueño, ejercicios físicos regulares, dieta saludable y manejo del estrés. Hay quienes también encuentran ayuda en la psicoterapia y/o terapias alternativas complementarias.

El kratom puede ayudar con la fibromialgia?

Es sabido que para aliviar los molestos dolores de los cuales padecen las personas que sufren de fibromialgia, analgésicos de venta libre no suelen ser efectivos, conque medicamentos más fuertes a base de opiáceos suelen ser recetados debido a la gravedad de vivir el día a día en estado de dolor permanente. Los remedios producidos a partir del opio, sin embargo, suelen tener efectos secundarios fuertes y molestos para sus usuarios, lo que por sí solo ya es una de las razones por las cuales tantos estadounidenses han hecho del kratom algo tan popular en las últimas dos décadas: después de vivir una verdadera crisis nacional de sobreventa de opiáceos recetados por el sistema de salud, las personas pasaron a buscar alternativas más saludables que fuesen tan efectivas como las drogas fabricadas por la industria de los opiáceos, pero sin sus terribles efectos que volvían sus cuerpos básicamente inútiles para funcionar y tener una vida mínimamente normal. Así fue ganando popularidad el kratom: efectivo y sin graves efectos secundarios.

El kratom demuestra que la eficacia de sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias no se restringe a los miles de relatos encontrados en la web de cómo esa planta ha ayudado tanta gente a recuperar su calidad de vida (les recomendamos echar un vistazo a los relatos reales de diversas personas, en inglés: https://www.kratomscience.com/category/kratom-stories/), sino que diversos estudios científicos comprueban su utilidad para fines de dolor, ansiedad y abstinencia de opiáceos (1 y 2). Al hablar de fibromialgia específicamente, estos son algunos de los relatos de quienes decidieron probar el kratom para manejar su enfermedad:

Relatos de personas que toman kratom para la fibromialgia

Cassidy Reese, de Luisiana, Estados Unidos:

Artículo completo, en inglés: https://www.kratomscience.com/2019/12/12/kratom-stories-cassidy-reese-from-louisiana/

“El médico se negó a verme porque no creía que la fibromialgia fuera una enfermedad real”.

“Junto con la ruptura de mi disco se descubrió que tenía discos comprimidos o abultados en la mayoría de las zonas de mi columna vertebral y que también tenía estenosis espinal degenerativa grave, fibromialgia, ciática, alodinia y un trastorno de dolor neuromuscular generalizado que contribuyó a mi dolor constante y a los espasmos musculares. Probamos todo tipo de combinaciones de drogas, inyecciones y procedimientos para tratar de minimizar mi dolor, pero nada parecía tener efectos duraderos”.

“Durante el comienzo de mi jornada con el kratom, otro de los mayores beneficios que descubrí ocurrió cuando tuve mi primer día de brote de dolor realmente malo. Normalmente esos brotes de dolor me inutilizarían completamente y me vería obligada a quedarme en la cama porque me dolería mucho incluso levantarme o caminar”.

“Con la adición del kratom a mi arsenal, pude controlar más fácilmente mi nivel de dolor y disminuir la severidad de mis días de dolor extremo”.

“Debido a que el kratom es una planta natural, pura, sin ningún tipo de aditivos, no tuve la preocupación de añadir más acetaminofén, otros antiinflamatorios, o cualquier otro fármaco de venta libre en mi cuerpo. Esto significaba que podía aumentar mi dosis o tomarla con más frecuencia durante un brote de dolor. Esto fue un cambio de 180 grados para mí”.

Michael Carr, de Florida, Estados Unidos:

Artículo completo, en inglés: https://www.kratomscience.com/2019/10/24/kratom-stories-michael-carr-from-florida/

“Tomo el kratom por muchas razones. Tengo que lidiar con la ansiedad, la depresión. Tengo fibromialgia, así que tengo que manejar el dolor. Tengo artritis postraumática en la clavícula, así que también lo tomo por eso. Principalmente, la ansiedad y el dolor”.

“La depresión viene con un montón de síntomas diferentes. Cuando tomas esa primera taza de café en la mañana, recibes un pequeño impulso de energía, tipo «Guau, lo voy a conseguir. Este va a ser un buen día». Pero eso solo dura un poco. El kratom es así, pero es más intenso y más duradero”.

Melody Woolf, de Michigan, Estados Unidos:

Podcast en inglés: https://www.kratomscience.com/podcast/12-melody-woolf/

Melody Woolf es de Kalamazoo, Michigan. Melody sufría de varias condiciones que le causaban un dolor crónico insoportable, incluyendo fibromialgia y estenosis espinal. Casi siempre estaba confinada en su casa y tenía que usar una silla de ruedas, un andador y opiáceos para pasar el día. Descubrió el kratom hace seis años y ahora camina, anda en bicicleta y recupera el tiempo perdido por su condición anterior con sus hijos. También es una increíble activista del kratom y le puedes encontrar en twitter @MelodyHope5.

Kami Ann Davis, de California, Estados Unidos:

Artículo completo, en inglés: https://www.kratomscience.com/2020/06/12/kratom-stories-kami-ann-davis-from-california/

“Tengo fibromialgia. Creo que es el resultado de múltiples traumas en el cuerpo. He tenido fibro durante 20 años. Todavía no la entiendo completamente, pero puedo manejarla bastante bien siempre que me cuide bien y controle mi estrés. El kratom hace maravillas con ella. Es un dolor generalizado que hace que te duela todo. Se siente como si estuvieras usando un traje de buceo que es diez veces más pequeño”.

Deja una respuesta