Entrevista a Dirk Netter, autor del primer libro en alemán sobre el kratom.

Entrevista a Dirk Netter, autor del primer libro en alemán sobre el kratom.

Dirk Netter es el autor del primer libro destacable en alemán sobre kratom. Kratom – Ethnobotanik, Anwendung, Kultur (En español: Kratom – Etnobotánica, aplicaciones y cultura) se publicará pronto  de la mano de la editorial suiza Nachtschatten Verlag (Nightshade Press).

En 2018, Netter fundó HIPF (Hochschulgruppe für interdisziplinäre psychedelische Forschung, en español: Asociación de Estudiantes para la Investigación Psicodélica Interdisciplinaria) en la Universidad Philipps de Marburg en Alemania, donde estudia actualmente. HIPF promueve una política de drogas sensata, el desmantelamiento de la propaganda y desinformación para la prohibición de las drogas, y la investigación de psicodélicos y otras plantas como el kratom.

KratomScience: Cuéntanos un poco sobre tu historia personal. ¿Qué te despertó interés por el kratom?

Dirk Netter: Durante toda mi vida he estado muy interesado en estados de conciencia no ordinarios aunque, por su puesto, no podía ponerle nombre de pequeño.

Al vivir en el campo, mi otro gran interés eran las plantas y los hongos, aunque no los conecté hasta llegar a la adolescencia. Cuando tenía 13 o 14 años me topé con los dos expertos en etnobotánica alemanes llamados Christian Rätsch y Wolf-Dieter Storl. Estoy bastante seguro de que algunos de los geeks etnobotánicos / psiconáuticos en vuestra audiencia los conocen.

Me introdujeron al maravilloso mundo de las plantas psicoactivas y cómo nuestros ancestros y los primeros pueblos las usaron en su cultura y rituales.

Viniendo de una familia de ávidos lectores, acudí a la biblioteca local (e Internet) y leí todos los libros que pude obtener sobre ese tema. Cuando YouTube se hizo popular, ¿alrededor de 2006? a mis amigos y a mí nos fascinaban las conferencias de Terence McKenna y toda la pandilla de psiconautas. Tuvimos algunas experiencias con plantas y hongos, y estas experiencias nos llevaron a tener reflexiones muy profundas.

Precisamente impulsado por esas experiencias decidí emprender un camino académico. Comencé a estudiar sociología, geografía y psicología porque pensé que me proporcionarían suficiente perspectiva científica para estudiar el uso humano de las sustancias psicoactivas.

Mientras realizaba la investigación previa a mi tesis de maestría, descubrí que no hay literatura alemana de calidad sobre el kratom. Soy de los que piensa que las personas necesitan literatura para evaluar el riesgo asociado con tomar sustancias psicoactivas. Nos guste o no, la gente seguirá tomándolas y por lo tanto es necesario darles toda la información imparcial que necesitan a modo de reducción de daños.

Comencé a hacer un borrador que consistía principalmente en un índice de contenido. En ese momento no estaba seguro de cómo publicarlo pero me pareció lo correcto. Gracias a una coincidencia muy oportuna conocí a mi editor, y ahora amigo, Markus Berger, de la editorial suiza Nachtschatten Verlag. ¡Os invito a buscar sus libros!

Markus se mostró interesado desde el primer segundo y dijo: «Ve a por ello. Hazlo ahora ”. Así que lo hice y creo que estamos satisfechos con el resultado.

KS: Empezaste un grupo llamado HIPF que parece abogar por resultados similares a los de la comunidad pro-kratom de los Estados Unidos: una política de drogas basada en la evidencia, el reconociendo de que la propaganda ha llevado a premisas y leyes con respecto a las drogas, y otras premisas similares. Cuéntanos más sobre HIPF: ¿cuándo se fundó el grupo y cuáles son algunos de sus objetivos politicos?

DN: HIPF es un acrónimo de Hochschulgruppe für interdisziplinäre psychedelische Forschung. Se puede traducir como «Asociación de Estudiantes para la Investigación Psicodélica Interdisciplinaria». Inicié el grupo el año pasado junto con dos compañeros y desde hace dos meses también somos una asociación legalmente registrada. La asociación la conforman 15 personas constantemente involucradas, a veces 30, dependiendo de cómo se cuente.

Nuestros objetivos son, como bien has dicho, alentar a los legisladores a revocar las decisiones basadas en propaganda y reemplazarlas con medidas bien pensadas y basadas en la evidencia. Se ha engañado al público a través de la propaganda de la fallida «guerra contra las drogas», y creo que ahora es el momento de volver a los hechos científicos. Todos los expertos saben que las últimas décadas de prohibición han significado un gran daño para la salud pública e han alimentado un mercado negro muy grande en casi todas las partes del mundo. Las drogas son a menudo la fuerza impulsora de algunas de las guerras más feas de la historia; podemos acabar con esto a través de una política inteligente.

Como grupo de estudiantes, apoyamos la investigación psicodélica, conectamos a científicos jóvenes interesados ​​y tratamos de cambiar la opinión pública sobre estas sustancias. Organizamos nuestro propio curso científico semanal sobre psicodélicos y organizamos conferencias para el público general. La última que hicimos fue con el etnobotánico Christian Rätsch en un gran auditorio en el campus y concentró alrededor de 300 o 400 personas, por lo que creemos que hay un gran interés en este tema.

Además de eso, también promovemos la cultura psicodélica. Hemos sido co-anfitriones de fiestas de psicotrance, de visualizaciones públicas de películas psicodélicas y organizamos rondas de debate sobre experiencias psicodélicas individuales.


KS: Cuéntanos sobre tu libro Kratom: Etnobotánica, aplicación y cultura, ¿Dijiste que el editor está interesado en una traducción al inglés?

DN: Es el primer libro de verdad en alemán sobre el kratom. Hablo de todos los aspectos relacionados con la planta y eso significa que no hace falta leer todo el libro si se está interesado solo en un aspecto concreto, ya sea la cosecha o un consumo seguro. Sin embargo, esta escrito de manera que también se pueda leer como una novela si así se prefiere.

Como es de esperar, hay un capítulo entero sobre la botánica del kratom en el que se explica dónde se puede encontrar, qué necesita para florecer y muchos datos sobre las alternativas al kratom como las  Mitragynas o el Combretum.

El siguiente capítulo trata sobre el cultivo interior de kratom y de cómo obtener semillas o esquejes.

Hay un capítulo muy extenso sobre su historia, desde el descubrimiento del kratom por parte de los primeros exploradores europeos hasta nuestros días. He usado algunos de los diarios de Pieter Korthals (el descubridor del kratom), estuve en contacto con muchos museos y he usado un montón de libros únicos y raros para respaldar mis hallazgos.

En los próximos capítulos presento muchas recetas, información sobre un consumo más seguro y la química de los alcaloides que lo conforman. También hay un capítulo sobre el uso medicinal de sus componentes.

El último capítulo trata sobre la situación legal del kratom en los países de habla alemana (Alemania, Austria y Suiza), así como en otros países europeos.

También cubrí algunos de los temas más populares como el kratom y la conducción o cómo se detecta el kratom en las pruebas de detección de drogas. Este último tema es complejo ya que hay disparidad de opiniones especialmente por definir si es posible o no dar un falso positivo en opiáceos debido al consumo de kratom.

Todo está respaldado por hallazgos científicos y siempre que me ha sido posible he proporcionado las citas de los artículos científicos a los que hago referencia. La bibliografía es bastante extensa y sirve como buen punto de partida para cualquier otro investigador interesado.

Tan pronto como el libro esté en las tiendas (creo que será en cualquier momento la próxima semana) publicaré el sitio web mitragyna-speciosa.de. Se podrá descargar la bibliografía completa (para los más nerds) y todas las imágenes en alta resolución, así como muchos otros extras. Todo completamente gratis.

Mi editor está interesado en una traducción al inglés. Desafortunadamente no tengo ni el tiempo ni la calificación para traducirlo por mi cuenta. Si algún traductor profesional está leyendo esto y está interesado, ¡que no dude en ponerse en contacto con mi editorial! Es la suiza «Nachtschatten Verlag” y podéis encontrarlos en nachtschatten.ch o escribiendo a [email protected]

Tened en cuenta que yo no tengo ningún tipo de poder de decisión sobre este tema o sobre quién se encargue de la traducción.

Y, de hecho, me encantaría que se tradujera al inglés, ya que la mayor parte del libro no está escrita específicamente para una audiencia alemana.

Tal vez lancemos la segunda edición en inglés. Dado que ya se han reservado con antelación el cincuenta por ciento de los ejemplares de la primera edición, creo que habrá demanda para una segunda. Mientras editaba el libro, me di cuenta de que había muchas otras cosas que me gustaría añadir, por lo que la próxima edición será aún más detallada y ampliada.

KS: ¿Es legal el kratom en Alemania?

DN: Sí, es completamente legal por ahora, pero los vendedores no pueden anunciarlo como un producto con propiedades médicas o cosméticas. Por lo tanto, la mayoría de las veces se obtendrá como tinte o incienso, con una etiqueta que dice «no para consumo humano».

Pero, para ser honesto, me temo que existe la posibilidad de que finalmente se prohíba. Alemania todavía no es tan liberal en comparación con otros países europeos como los Países Bajos o Portugal.

Hasta ahora, por suerte, no ha habido casos mediáticos de muerte o accidente asociados al kratom, si eso cambia empezaremos a tener mala propaganda como ocurrió con la Salvia divinorum hace unos 10 años.

Afortunadamente, hay un intento de fundar una Asociación del kratom comparable a la AKA. Algunos vendedores y usuarios de kratom quieren regular las ventas y reunir fondos para desafiar la posible prohibición. Si alguien está interesado en el tema, que me lo haga saber. Estoy involucrado en el financiamiento de esta asociación pero todavía estamos en el comienzo y no hay mucho más que contar aparte de lo que ya sabéis.

KS: ¿Cuántos alemanes saben lo que es el kratom y cuántos lo usan? ¿Dónde suelen adquirirlo,  en tiendas o en línea?

Hasta donde yo sé, no hay números oficiales sobre cuántas personas toman kratom, pero recientemente he notado un aumento significativo en el número de vendedores de kratom y publicaciones sobre kratom en las redes sociales.

Si tomas mi libro como indicador, supongo que hace tres años ningún editor habría aceptado el manuscrito porque kratom era tan [desconocido], y ahora hemos vendido la mitad de la primera edición solo en la preventa, incluso antes de que el libro se enviara a las librerías.

La mayoría de los alemanes suelen comprar kratom en línea. No creo que sea imposible comprar kratom en una tienda, pero es muy poco común. Mientras que en América del Norte mucha gente parece comprarlo en cápsulas prefabricadas, aquí casi nadie las compra, hay quien fabrica sus propias cápsulas, pero la gran mayoría busca polvo molido.

Los paquetes de kratom que se envían en Alemania son muy discretos, lo que hace difícil distinguir un pedido de kratom del de una librería, por ejemplo. Esto se debe a que el comprar kratom en línea, a diferencia de lo que sucede en los EE. UU., se considera comprar una droga peligrosa y es posible que no quieras que tus vecinos se den cuenta.

KS: ¿Cuál es la actitud general sobre las drogas en Alemania? ¿Es la historia de la demonización estadounidense de las drogas una influencia en otros países de Occidente?

La situación general es que el consumo de cualquier sustancia es legal. Lo que significa que uno puede ir al hospital para tratar una sobredosis sin tener miedo de ser arrestado.

Sin embargo, la tenencia, transmisión y venta se castigan. Por lo general, las sentencias no son tan duras en comparación con otros países. La sentencia máxima por vender drogas de forma pandillera ronda los 15 años. Si solo se posee algo para las necesidades personales, no puede ser superior a los 5 años.

El cannabis, por ejemplo, se maneja un poco diferente. Dependiendo del estado en el que vivas, puedes escapar sin ninguna sentencia (por ejemplo, menos de 6 gramos en el sur de Alemania y hasta 15 gramos en Berlín). Pero todo se maneja de manera muy arbitraria, por lo que el mejor consejo es que no te descubran.

Si nos centramos en el cannabis y su legalización, vemos que las generaciones más jóvenes son pro-cannabis. Si bien la medicina del cannabis es legal desde 2011, hay un intento de legalizarla para su uso [recreativo]. Creo que al final será legal en Alemania, es solo cuestión de tiempo, aunque no va a suceder en los próximos 4 años.

Como bien has mencionado antes, Estados Unidos está desempeñando un papel importante en la opinión pública sobre las drogas. Gracias a que algunos estados de EE.UU. han legalizado el cannabis, hay una forma de verlo muy diferente incluso entre algunos políticos más conservadores.

KS: He visto en Twitter que estás cultivando kratom. ¿Cómo están tus plantas? ¿Crees que es posible cultivar un suministro de kratom en climas más fríos en invernaderos? Hemos oído hablar de plantas que se cultivan con éxito en Costa Rica y en partes más cálidas del mundo cerca del ecuador, pero hasta ahora no en el norte.

DN: Sí, lo has visto bien, estoy cultivando plantas de kratom. Como mencioné antes, soy un gran amante de las plantas y no pude resistirme a cultivar esta poderosa y legal gema etnobotánica.

Creo que es posible cultivarlo en climas más fríos, pero tendrías que subir la temperatura del invernadero. Sin duda alguna las plantas de kratom no sobrevivirían a temperaturas inferiores a 5-10 ° C [41-50 ° F] y también necesitarán luz artificial (LED). Vivo en el centro de Alemania y los días de invierno no son demasiado largos. En diciembre tenemos 8 horas de luz solar, en junio tenemos 16, así que el verano es ideal para cultivar kratom mientras que en invierno seguramente tendrías que «alargar los días» para las plantas. Este problema se acentúa a medida que avanzamos hacia el norte.

Dicho esto, conozco a algunas personas en la parte norte de Alemania que cultivan su propio kratom y les va muy bien. Como es lógico, lo importante es cuánto consumes, podando los árboles regularmente conseguirás que sean más tupidos y cosecharás más cantidad.

Pero volviendo a tu pregunta, creo que los árboles de kratom crecerán muy bien en Costa Rica. Lo verdaderamente importante son temperaturas correctas y estables a lo largo de todo el año, y para eso no hay que irse a Costa Rica, incluso en Florida el clima es adecuado para cultivar kratom y de hecho he visto árboles de kratom bastante grandes en esa zona.

Ha habido algunos rumores sobre la prohibición del kratom en Indonesia, estoy seguro que habéis oído hablar del tema. Creo que si eso pasara, que lo dudo mucho, existen muchos lugares alternativos, como los que ya hemos mencionado, pero incluso otros sitios como África, India y Sudamérica serían adecuados para el desarrollo de cultivos de kratom. Todo depende de la legislación de los países importadores de kratom de Occidente: solo será rentable si Estados Unidos y Europa siguen importando kratom en 10 años.

Deja un comentario

Cerrar menú