Kratom para dormir mejor: ¡dile adiós a la falta de sueño!

Kratom para dormir mejor: ¡dile adiós a la falta de sueño!

¡Cuidado con no dormir lo suficiente!

Los adultos necesitan una media de entre 7 y 9 horas de sueño al día para funcionar correctamente. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en España los jóvenes de entre 25 y 35 años apenas llegan a las 7 horas diarias.

La falta de horas de sueño, o la mala calidad de este, tiene consecuencias negativas directas obre nuestro día a día como sentir irritabilidad, mal humor, jaquecas o cansancio. También puede tener consecuencias peores como accidentes de coche, accidentes laborales o errores fatales en el trabajo.

Existen asimismo algunas enfermedades que están estrechamente relacionadas con la falta de sueño. Está comprobado que el no dormir lo suficiente, o no hacerlo bien, está directamente relacionado con afecciones como la hipertensión, la diabetes, la depresión o la obesidad. En general, se asocia el no dormir lo suficiente a una peor calidad de vida.

Las causas de la falta de sueño pueden ser tan comunes como el abuso de la tecnología, una mala gestión de los horarios de trabajo, o enfermedades como el insomnio. Se calcula que alrededor de un 5% de la población padece de insomnio crónico y que alrededor del 30% sufre insomnio ocasional.

Kratom para dormir mejor

Existe una gran variedad de medicamentos sintéticos para ayudar a contraer un sueño de mejor calidad. Sin embargo, conllevan efectos secundarios como estreñimiento, dolor de estómago, jaquecas, náuseas, o cambios en el apetito. Es por esto que cada vez son más los que acuden a remedios de origen natural.

El kratom, un gran desconocido en Europa hasta hace poco, es una planta tropical que ha demostrado tener propiedades muy beneficiosas para aquellos que quieren conseguir un sueño de calidad y ahorrarse la mayoría de efectos secundarios que acompañan a la medicina sintética. 

El kratom ayuda a gestionar factores que afectan la calidad del sueño como el dolor físico, el estrés, la ansiedad o las tensiones musculares. Como consecuencia, ayuda a calmarse y a conseguir un sueño más placido e ininterrumpido.

Esta planta de la familia del café ha sido usada por los habitantes de Malasia y Tailandia, de donde es originaria, durante milenios. Sus propiedades vienen dadas por los alcaloides presentes en sus hojas, como la Mitraginina, que producen un efecto analgésico, estimulante o sedante. Las hojas suelen tomar infusionadas en un té o en forma de cápsulas o extractos.

Los efectos del consumo de kratom dependen de la dosis que se tome. Por lo general, las dosis más bajas causan efectos estimulantes mientras que las dosis más altas causan efectos sedativos y paliativos. La variedad de kratom que se tome también determina en cierta medida el efecto conseguido.

¿Qué variedad de kratom es la más indicada?

Las variedades de kratom blancas y verdes son las menos indicadas para la falta de sueño, pues son las que provocan payor estimulación en nuestro organismo.

Las variedades Bali y Red Kali son las más indicadas para ayudar con el sueño pues son las que presentan propiedades analgésicas y relajantes más fuertes. El Red Kali tiene unos efectos suaves y de larga duración y se ha tomado tradicionalmente para aliviar el dolor y ayudar con la relajación. El kratom Bali es el estándar más común y utilizado, dependiendo de la dosis puede ser muy efectivo para conseguir un mejor sueño.

¿Qué dosis de kratom debo tomar?

Cuando hablamos de dosis de kratom, entramos en un terreno muy personal puesto que cada persona tiene una tolerabilidad diferente a la planta y sus propiedades. Por lo general, las dosis más elevadas de kratom son las que proporcionan efectos sedativos y relajantes.

La dosis recomendada para ayudar con el sueño estaría entre los 5 y los 15 gramos. Una dosis más baja tendría efectos estimulantes y una dosis más alta podría tener efectos no deseados como náuseas o estreñimiento.

Si es la primera vez que se toma kratom, siempre es muy recomendable empezar con dosis más bien bajas para entender cómo responde nuestro cuerpo. No todo el mundo responde de la misma manera y es muy importante experimentar con dosis más bien bajas antes de tomar una cantidad más elevada.

Si la causa de la falta de sueño está asociada a la incapacidad para quedarse dormido, se recomienda tomar kratom entre 3 y 6 horas antes de irse a la cama. Si el problema es la dificultad para mantener un sueño continuado durante la noche, se recomienda tomar kratom unas 2 horas antes de iniciar el sueño.

Este artículo se ha basado en artículo originales en ingles de addameer.info y theihcc.com. Se ha obtenido información de portales como: https://www.cdc.gov/spanish/datos/faltasueno/, el INE https://www.ine.es/jaxi/Tabla.htm?path=/t15/p419/p02/a2003/l0/&file=02093.px y el siguiente estudio de F. Sarrais, P. de Castro Manglano: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272007000200011

Deja una respuesta