Kratom fake news: ¿riesgo y adicción?

Cuando queremos obtener información sobre un producto nuevo lo más sencillo es hacer una búsqueda rápida en internet. En cinco minutos descubrirás mucho más de lo que te pueda contar un amigo. La mayoría de nosotros lee los 2 o 3 primeros artículos que encuentres y a partir de ellos genera un juicio, una opinión. Lo hacemos todos diariamente debido a la falta de tiempo y la abundancia de información. 

Teniendo en cuenta que todo el mundo puede publicar en internet, está en nuestras manos filtrar la información veraz y trabajada de todo aquello que busca el sensacionalismo, la exageración o simplemente la publicidad. 

Si realizas una búsqueda simple en google de la palabra “kratom”, encontrarás algún sitio donde comprarlo y alguna entrada de wikipedia, pero también encontrarás decenas de artículos donde se habla de la “amenaza” de esta “nueva droga” que ha “causado” decenas de muertes. 

Des de KratomScience queremos que tengas acceso de toda la información disponible sobre los aspectos negativos y positivos del kratom, dejando tus manos la responsabilidad de hacer un balance. En este post queremos ofrecer claridad a algunas alegaciones sobre los riesgos del consumo de kratom para acabar subrayando que los beneficios de un producto no deberían verse achicados por titulares alarmistas lejos de ofrecer información y educar al lector.

Sobre sus presuntos efectos negativos, peligro de sobredosis o riesgo de muerte

Según la Agencia americana de administración de drogas y medicamentos (FDA, en inglés), se hubieran registrado alrededor de 40 muertes asociadas al kratom. El Centro de Control de las Enfermedades y Prevención de los Estados Unidos (CDC, en inglés) añadía en abril de este año que se registraron 91 muertes por sobredosis entre 2016 y 2017 en las que el kratom estaba presente en el organismo de los fallecidos. 

Datos alarmantes si te detienes ahí y te das por satisfecho. Si decides contrastar esa información y sigues leyendo los informes oficiales, verás que la FDA deja claro que las muertes asociadas al  kratom fueron el resultado de productos adulterados o del consumo de kratom combinado con otras sustancias más potentes como drogas ilegales, opioides, benzodiacepinas, alcohol, gabapentina y medicamentos de venta libre (como los jarabes para la tos). La agencia además señala en el mismo informe que no se encontraron evidencias de que la substancia haya causado sobredosis mortales. El CDC, por su parte, afirma que en alrededor del 80% de las muertes a las que su informe hace referencia los fallecidos tenían un historial de uso indebido de sustancias, y aproximadamente el 90% no recibían tratamiento médico para el dolor con supervisión médica.

Pese a ser un organismo de prestigio, el CDC no consigue generar datos en base a los cuales generar información fiable. Al leer su corto informe (disponible en inglés aquí) se aprecian incongruencias que comprometen la veracidad del conjunto del comunicado. Informa que hubo 7 muertes directa y únicamente relacionadas con el kratom, pero que no pueden confirmar que no existieran otras sustancias en el organismo de los fallecidos. 

¿Cuál es entonces la noticia? ¿Qué objetivo hay detrás de este informe si los datos que ofrece podrían ser tan verdaderos como falsos? ¿Dónde está la veracidad en todos las noticias que se han publicado posteriormente basadas en ese informe?

En KratomScience no tenemos la evidencia científica para desmentir o confirmar científicamente ninguna de las alegaciones alrededor del uso y abuso del kratom, pero nos parece esencial no dejarse llevar por titulares contundentes que hablen de muerte y adicción sin entender el contexto  real de esas muertes y esas adicciones. La propaganda negativa sobre un producto que necesita de más investigación científica solo demora esas investigaciones, haciendo imposible la generación de información veraz y científicamente contrastada. 

De forma paralela, hay millones de personas que toman kratom regularmente de forma responsable y exitosa (entre 3 y 5 millones en los Estados Unidos) cuyas vidas han mejorado notablemente gracias al consumo de kratom como suplemento combinado con otros hábitos saludables. 

En tu búsqueda de google seguramente no encontrarás esas millones de historias, solo recibirás información sobre las 40 muertes “asociadas” al kratom que en realidad fueron causadas por abuso y combinación con drogas duras. 

Sobre el riesgo de adicción 

Según expertos sobre adicción como el prestigioso Dr. Jack Henningfield, el kratom no genera una adicción mayor a la que puede generar el café, el chocolate o el guaraná. Además, según se explica en el centro de información del kratom, la mayor parte del consumo de kratom en Estados Unidos se limita a la reducción de dolores leves y a la relajación. 

Si bien no queremos ignorar que el kratom pueda generar algún tipo de adicción, creemos importante recordar la importancia de un consumo responsable y controlado de esta y cualquier otra sustancia o suplemento con propiedades similares.

Desde KratomScience creemos que el hecho de que el kratom pueda generar cierta adicción comparable a la de productos tan normales como el café, no es razón suficiente para dejar de considerar y beneficiarnos de todos sus efectos positivos. Hay en el mercado multitud de otros productos de consumo cotidiano que conllevan un mayor riesgo de adicción.  

Incluso hay otros productos en el mercado que no solo causan adicción, sino que además son altamente nocivos para la salud de aquellos que los consumen y aquellos a su alrededor y, aún así, son legales y están regulados, como el tabaco. Por lo tanto, si ponemos el kratom en perspectiva, veremos que se trata de una sustancia natural cuyas propiedades tienen un potencial muy elevado pero que está siendo acribillada por instituciones gubernamentales y medios periodísticos con alegaciones que no son respaldadas científicamente. 

Deja un comentario

Cerrar menú